Condena Congreso agresiones contra ex trabajadora del municipio de Españita

0
5

 

Las legisladoras María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi y Mayra Vázquez Velázquez, condenaron en sesión ordinaria del Congreso del Estado celebrada en el salón de Cabildos del ayuntamiento de Calpulalpan, los presuntos hechos de violencia que protagonizaron familiares del regidor Óscar Ávila Portillo en contra de una ex trabajadora del municipio de Españita.

La Diputada María del Rayo Netzahuatl, subrayó que no se puede tolerar ni dejar impune los hechos ocurridos el pasado fin de semana en el municipio de Españita, donde presuntamente de familiares del regidor Óscar Ávila Portillo -quien encabeza la comisión de Educación en esa comuna-, agredieron a la señora Carolina Ramírez Martínez y su madre.

En ese sentido, convocó a sus homólogas a analizar y proponer una serie de mecanismos para hacer frente a la violencia institucional, para castigar a los policías y sus mandos ante la negativa de prestar ayuda a las mujeres, y para poner sobre la mesa la revocación de mandato de los servidores públicos que por cualquier acto u omisión contribuyan a la violencia de género y fomenten con su apatía un sistema de impunidad que hace prevalecer la violencia.

Asimismo, hizo un llamado a la acción legislativa en Tlaxcala en virtud de que existe la presunción de 14 feminicidios en lo que va del año y 103 en la última década.

“Las peticiones de alerta de género han sido recurrentes tanto de activistas, especialistas, como legisladores de ayer y de hoy. El Gobierno del Estado y sus funcionarios sólo se han refugiado en el argumento de la imagen de nuestro Estado para no detonar la alerta de género”, espetó tras pedir la comparecencia del Procurador de Justicia en el Estado y funcionarios de la administración estatal para que expliquen cómo ha atacado el problema de la violencia en contra de las mujeres.

Por su parte, la legisladora Mayra Vázquez Velázquez, se sumó a la condena por los hechos violentos antes mencionados, y solicitó la inmediata intervención de la PGJE para la debida integración de la carpeta de investigación y esclarecimiento de los sucesos, así como la pronta acción del Instituto Estatal de la Mujer, a fin de salvaguardar la integridad física y mental de las víctimas.

Por otra parte, se refirió a los acontecimientos registrados en el municipio Xaltocan, donde los mismos pobladores decidieron tomar la alcaldía para exigir la destitución del regidor Ignacio Vázquez Franquiz, quien fue señalado por su presunta participación en el delito de robo y cuya situación jurídica aún no se resuelve.

En cuanto a la problemática suscitada en Ixtenco, conminó a las autoridades municipales, a la población, a los grupos antagónicos y al Gobierno del Estado, a dialogar para  solucionar el conflicto y evitar que se registren hechos violentos.